Historia

Historia

Un jueves del año dos mil, en una hora Santa el Padre Sergio Valverde sintió el llamado del Señor que le decía: “Ya no hablemos más de los indigentes… hablemos con ellos”

Así,  después de la Hora Santa, llevó aguadulce, café y un bollo de pan a la «Zona Roja», formándose así el Ministerio Zona Roja para Cristo que actulamente todos los viernes atiende en la Zona de más población indigente del país.

Mientras el Padre Sergio estuvo como sacerdote en la Iglesia La Merced llegaban aproximadamente unos 300 indigentes, a los cuales se les brindaba alimentación, baño y una oportunidad de cambio.

Al tiempo al Padre lo trasladaron a Barrio Cristo Rey, uno de los barrios más pobres y conflictivos de las capital, al llegar se dio cuenta que los niños no  asistían a misa  y que pasaban deambulando en las calles, los enviaban a vender droga y algunos de ellos pertenecían a una pandilla la cual se dedicaba a robar carros.


Al empezar a trabajar con la población la  realidad fue  dolorosa al conocer que  niños y adolecentes vivían debajo de las gradas, en medio de la tierra, no contaban con servicio sanitario lo cual los obligaba a ir a unos servicios sanitarios colectivos, situación que provocaba que muchos de los niños fueran abusados sexual y físicamente.

Para atender adecuadamente a los niños el Padre empezó a pedir  ayuda para construir el comedor “BELEN CASA DEL PAN”, donde se empezó a dar de comer a niños de Cristo Rey, Sagrada Familia, Bª Cuba, Colonia Kennedy y alrrededores

«Comenzamos a notar que los niños iniciaban a llevarse la comida dentro de su ropa para poder llevarles comida a sus mamás…» así se convirtió en el comedor para niños y sus madres.

«Un día en el comedor llegoóun niño discapacitado el cual no contaba con silla de ruedas y se arrastraba desde el portón, fue muy doloroso ver la situación y más aún cuando nos dimos cuenta que el niño vivía  en un rancho al fondo del  Río María Aguilar,  de donde su madre lo sacaba carga a caballito, y entonces se le pidió silla de ruedas y así iniciaron a llegar muchas personas con diferentes discapacidades a solicitar ayuda dando así inicio el ministerio “LEVANTATE Y ANDA” «.

Seguidamente los jóvenes comenzaron a estar más tiempo en las instalaciones fue así que inició la Pastoral Juvenil para darle un seguimiento más de cerca a nuestros jóvenes.

«Cierto día llegó a nuestra institución una donación de cepillos de dientes y pastas dentales, la cual los niños se comían  pensando que era chicle ya que en sus casas tenían un cepillo de dientes para todos y lo que usaban para lavarse los dientes era sal.

La vida para estos niños y jóvenes no era nada fácil, ya que carecían de todo pero sobretodo de amor, lo cual era uno de los factores los cuales les afectaban para que estuvieran en la escuela, los profesores ni se preocupaban ya que ni siquiera sabían de donde venían los estudiantes.»

Y así fue que muchos de estos niños y jóvenes encontraron en Obras del Espíritu Santo  un refugio no solo de comida y vestido si no un lugar el cual recibían mucho amor, y así se fue encargando de todos los gastos de los niños en el área educativa como lo fueron las matriculas de centros educativos, uniformes y alimentación, logrando así que muchos concluyeran su educación primaria, y también muchos pudieron recibir en nuestra institución cursos completos de cómputo en los “ FURGONES DE LA ESPERANZA” , poco a poco logramos que muchos de nuestros niños @ sean todos unos profesionales.

A lo largo de estos 20 años Obras del Espíritu Santo ha desarrollado distintos  programas sociales que benefician a 100 mil personas de las cuales 72 mil son niños de todo el territorio nacional.

Nuestro Fundador

Un 28 de febrero del año 1968 nació Sergio Arturo Valverde Espinoza, siendo el primogénito del matrimonio formado por el señor José Gerardo Valverde Pérez y la Señora María de los Ángeles Espinoza Montiel. En el Barrio Cristo Rey, en una casa de madera, y en medio de mucha pobreza creció junto a sus cuatro hermanos: Gerardo, Viviana, Adriana y Luis Alejandro.

La pobreza le enseñó a trabajar por los más necesitados. Para poder pagar sus estudios desde pequeño trabajó pintando aulas, arreglando pizarras, haciendo rifas, lavando carros, y hasta sembrando maíz y chile en los patios del Liceo del Sur, organizó la Cruz Roja, Cruz Verde, laboratorios de química, ayudaba en el gimnasio, entre muchas otras labores más. Siempre estuvo ocupado ayudando a su familia, su padre y madre le enseñaron a trabajar con alegría.

De joven trabajó en la Cancillería de la República y en la  guardia rural. Desde allí colaboró con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) logrando uno de sus sueños, luchar contra la delincuencia y la droga.

Padre Sergio Valverde AOES

“Si mil veces naciera mil veces sacerdote fuera” Pbro. Sergio Valverde

“Desde pequeño  soñé con ser sacerdote… Dios me preparó. Vi el hambre, vi el dolor, vi a mis papás orando y trabajando  porque no había luz ni agua”

La admiración que sentía al ver cómo se celebraba la Santa Eucaristía, hacía que siendo pequeño agarrara las sábanas de la cama y se “revistiera” como sacerdote imitándolo, dando homilías y realizando los ritos de la celebración. Fue monaguillo, lo que aprovechó un día para encender el equipo de sonido del templo e imitar al sacerdote, cuando este se dio cuenta le habló y explicó con gran bondad todo lo que esto significaba y el pequeño Valvede soñó con que algún día sería Sacerdote.

Y así sucedió, el 8 de diciembre de 1999 cuando Monseñor Román Arrieta le impuso las manos y le dijo “eres Sacerdote”. Desde ahí se declara el hombre más feliz.

Su primer trabajo pastoral fue en San Juan de Tibás, luego pasó a la Iglesia La Merced, donde asumió la coordinación Arquidiocesana y de la Renovación Carismática. Así desde la capital y cerca de la Zona Roja empezó a planificar la ayuda para las personas en condición de indigencia. Construyó el primer salón, llamado Pentecostés, y fue allí como un día junto con unas cuantas personas se fue con dos bollos de pan con mantequilla y mermelada, un aguadulce y café a darle alimento a los indigentes de san José.

“Me di cuenta que más que hambre tenían necesidad de que los escucharan y pusieran atención” recordó Valverde.

“Aquí encontré el tesoro escondido”

Un día Monseñor Hugo Barrantes me llamó, el conocía lo que yo hacía, pero me pidió el favor de que le ayudara en Barrio Cristo Rey, ya que la Parroquia estaba en proceso de cerrarse por la situación de droga y  violencia. Monseñor visitó “Las Gradas” y se dio cuenta que había mucha necesidad y no se podía cerrar cerrar la iglesia a pesar de que a los sacerdotes los maltrataban y les robaban. En el año 2000 celebró la primera misa en Cristo Rey,  con solo 3 personas que  llegaron porque los vecinos  temían que los asaltaran.

“La primera noche me robaron todo en el salón en el que yo iba a empezar a dar de comer… pero ese día sentí que Dios me dijo hacia dónde quería dirigir mi sacerdocio, que diera mi vida por los niños, para que no tuvieran que vivir lo que cruelmente le sucedía a muchos niños de esa zona”

Esa noche cuando el Padre Sergio se dio cuenta del robo, con un foco en mano salió a buscar si encontraba algo de lo que le habían robado, cuando en el lote esquinero, donde hoy está el Albergue de los Niños, sede central de las Obras, escuchó como un llanto… se adentró y encontró a una jovencita semi enterrada que había sido ultrajada, de inmediato se llamó a las autoridades.

“Mi misión es trabajar por la niñez”

“Los primeros niños que llegaron a nuestro comedor tenían piojos y garrapatas. Pasaban los días y no preguntaban por ellos”.

Las condiciones de vida de muchas familias en este lugar eran paupérrimas, vivían en extremas condiciones de pobreza, acompañadas de situaciones de alcoholismo, drogas, prostitución, violencia familiar y otros. Así desde el año 2000 se empezó a atender a la niñez en riesgo social. En el salón de la iglesia se empezó a servir comida a los niños y a sus mamás, se visitaban los precarios cercanos de la comunidad y se seguía llevando alimentos a los indigentes de la Zona Roja de San José cada viernes.

Para la llegada de la navidad el Padre Sergio organizó la primera Fiesta de Navidad “Jesús: a tus niños los cuida tu Iglesia”. Esta fue con 1.000 niños y niñas en la zona roja de San José, en el antiguo parqueo El Abuelo, hoy en día se realiza para 35 mil niños en riesgo social de todo el territorio nacional, siendo una de las más grandes de América Latina. 

“Construimos oportunidades”

Actualmente, la Asociación Obras del Espíritu Santo cuenta con 20 años de fundada y atiende a más de 100 000 personas en alto riesgo social de los cuales 72 000 son niños.

Trascendiendo las fronteras, el Padre Sergio ha fundado sedes de Obras del Espíritu Santo en Guatemala, Nicaragua, Canadá, Cuba, y Estados Unidos.

Así continúa la labor de forma eficiente y supervisada por entes gubernamentales y eclesiales debidamente autorizados y al amparo de las leyes y reglamentos vigentes; fortaleciendo las Obras  con el apoyo de 60 Ministerios, personal administrativo, grupo de servidores, voluntariado, empresarios, padrinos y madrinas de la obra.

“Antes que Yo te formara en el seno materno, te conocí, Y antes que nacieras, te consagré; Te puse por profeta a las naciones.” Jeremías 1,5

ACCIONAR AOES

- A lo largo de los años hemos logrado avanzar con los siguientes proyectos -

Nombre

Año de fundación

Comedor Belén Casa del Pan

2005

Casa Mujeres Jefas de Hogar

2006

Primer Albergue de la Alegría

2007

Guardería “Dejad que los niños vengan a mí”

2007

Consultorios Médicos y Odontológicos

2008

Supermercado

2008

Bodega de Telefides

2010

Centro Educativo de la Alegría

2011

Parque de la Alegría Arca de Noé

2012

Restaurante de la Alegría y salón Pentecostés

2013

Consultorios Jurídicos

2013

Albergue de Puntarenas remodelación

2014

Laboratorio de Cómputo

2015

Furgones de la Alegría (Música)

2015

Aulas nuevas de Guardería

2015

Bodega San Jerónimo

2015

Tienda de la Alegría

2015

Albergue del Adulto Mayor de la Alegría

2016

Canchas de la Alegría

2016

Pollos de la Alegría

2016

Creación de la Filial Guatemala Totonicapam

2016

Áreas comerciales desarrolladas en Alajuela 3 tiendas

2016

Segunda etapa de las Canchas de la Alegría

2017

Nuevas aulas de la Alegría

2017

Campaña de levantamiento de fondos para las Torres Espíritu Santo

2017

Piscina de la Alegría

2017

Complejo Parroquial salones multiusos

2017

Complejo Parroquial Filial Luna Park

2017

Inicio de construcción de Gimnasio para 5 mil personas de los Albergues Juveniles de la Alegría 

2019


Siguenos en