Aclaratoria

Publicado el

 

Estimados  señores:

“Que la justicia, la paz y el gozo del Espíritu Santo estén con Ustedes”

La Asociación Obras del Espíritu Santo, en respuesta al oficio PVR-PAC-114-2019, del día 15 de mayo del año en curso, dirigido al Dr. Rodolfo Piza, Ministro de la Presidencia, referente a la utilización de los fondos públicos que destina el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) y a denuncias presentadas ante su despacho sobre supuestos malos tratos hacia los niños que mantenemos bajo nuestro cuido, en los diferentes programas sociales que administramos.

Como resultado de esta denuncia, en menos de un mes y medio nuestra Asociación recibió las siguientes visitas con resultados satisfactorios:

 

  • Auditoría Financiera del PANI
  • Auditoría del Departamento de Protección del PANI
  • Auditoría de Junta de Protección Social
  • Auditoría de Ministerio de Hacienda

 

En el primer trimestre de 2019, nuestros estados financieros ya habían sido entregados con iguales resultados satisfactorios a:

 

  1. Ministerio de Justicia (Declaratoria de Utilidad Pública)
  2. Ministerio de Hacienda (autorización para recibir donaciones del Estado y de empresas privadas)
  3. Contraloría General de la República (Presupuesto Estatal)

 

Además, nuestra institución cuenta con dos empresas auditoras:

-Alvasoci, S. A.  (Auditoría Interna)

-Deloitte (Auditoría Externa)

 

Negamos categóricamente que exista maltrato a los niños y mucho menos por parte del Pbro. Sergio Valverde Espinoza o del personal de nuestra institución.

 

En relación con los argumentos de la misiva de la señora diputada Vega, aclaramos cada uno de ellos:

 

  1. “La obligación de ir a misa en su tiempo libre. Si se inclumple, la organización no se atiende a los niños y niñas la semana siguiente”:

 

Negamos categóricamente que se obligue a nuestros niños a asistir a la Santa Eucaristía. Somos respetuosos de la Declaratoria de los Derechos Humanos que contempla la libertad de expresión y de culto, aunado a los valores que enarbola nuestra institución desde hace 19 años, donde abrazamos sin distingo de credo religioso, nacionalidad, raza o lengua, a más de 70.000 beneficiarios de los cuales 52.000 son niños. Por lo tanto, respetamos la voluntad de los beneficiarios no católicos o no creyentes, si no es su deseo de participar de la Santa Eucaristía, razón que no nos impide brindar una atención integral y de calidad a nuestros beneficiarios.

 

  1. “El Padre Sergio Valverde saca a los niños y niñas de la escuela para ir a grabar una misa en un importante canal privado del que reciben cuantiosas donaciones, priorizando sus compromisos personales con ese canal de televisión por sobre su derecho a la educación”.

 

Negamos categóricamente que se viole el derecho a la educación de nuestros niños:

 

  1. Los niños que asisten a la Santa Eucaristía son aquellos que por su horario regular de clases permanecen en las instalaciones de la Guardería “Dejad que los Niños vengan a Mí” y del Centro Educativo de la Alegría. De igual forma, al quedar sus centros de cuido en las instalaciones de la Asociación en Barrio Cristo Rey, donde se celebra la misa, por lo tanto, no hay necesidad de trasladarlos fuera de la localidad.
  2. Los niños no católicos asisten si desean libremente a la Santa Eucaristía.
  3. Además, la misa es transmitida por varios medios de comunicación como el Sistema Nacional de Radio y Televisión Canal 13, Teletica Canal 7 y Expert-TV.

 

La participación de los niños en las misas corresponde a nuestro objetivo de promover en ellos valores éticos y morales. Además, se convierte en una fuerte herramienta de proyección al país de lo que esta institución hace en pro de la niñez.

 

  1. “Les ha mentido a las familias sobre el seguro que debe pagar al INS. El Padre Sergio Valverde les asegura que con su dinero se comprará un seguro personal de cada niño o niña, pero a la hora de utilizarlo se han dado cuenta de que no es así, un seguro grupal.”

 

Rechazamos categóricamente la anterior aseveración relacionada con la póliza estudiantil y aclaramos que se procede en tres líneas operativas para cubrir  este obligatorio e indispensable servicio:

 

  1. Se da la libertad de que cada padre de familia la adquiera por sus propios medios y se da un tiempo prudencial para su presentación.

 

  1. Se les da la posibilidad de que si ya tienen este servicio generado en otro centro de atención o estudio, nos presenten una copia del mismo para garantizar de que ya el mismo esté activo.

 

  1. Los que no apliquen dentro de ninguna de las anteriores opciones pueden cancelar el servicio en la institución, donde se confecciona una lista general con estos estudiantes, más aquellos casos que por razones especiales no pueden pagarla (la institución los asume) y se cancelan en un formato completo con el proveedor de seguros.

 

  1. “Se les cobran 40.000 colones de matrícula para pagar el seguro (que ya se mencionó anteriormente), uniformes (que denuncian que nunca se los dan, solo les ponen un chaleco con el logo de la Asociación cuando salen a compromisos sociales y políticos del Padre Sergio Valverde), un libro (que el año pasado no se les entregó)”

 

Rechazamos categóricamente esta afirmación. Obras del Espíritu Santo no cobra ningún tipo de matrícula ni mensualidad por sus servicios pues son 100% gratuitos, los 365 días al año, en horario de 6:00 a.m. a 10:00 p.m.

 

Se solicita una cuota por 40.000.00 colones anuales que se desglosa así:

 

  • Compra de uniformes que incluye dos camisetas, dos “short” y/o buzos. Estos se mantienen en la institución porque que aquí mismo se lavan y secan para ser usados nuevamente. Evitando así extravíos y costos mayores a sus padres.
  • La póliza de seguro.
  • Cuaderno de vida.
  • Si se distribuye el monto solicitado en el año, el costo no supera los ¢110 diarios (ciento diez colones diarios 00/100) para el padre de familia.
  • Los chalecos rojos, signo visible de nuestro servicio, son usados estrictamente para el personal administrativo, servidores y voluntariado (adultos).

 

 

  1. “Las obligan a vender bingos para recaudar fondos y si quedan cartones que no se logran vender, las familias los deben de pagar.”

 

Negamos categóricamente que se obligue a vender bingos a nuestros beneficiarios.

En cualquier centro o institución de beneficencia, la generación noble de nuevos recursos es indispensable para cubrir su operación, por lo que para nuestro bingo anual solicitamos ayuda en la colocación de los cartones a nuestros servidores, personal administrativo, padrinos, empresas y beneficiarios. Por supuesto y como es lógico entender, si los bingos no son vendidos dentro del plazo establecido y para evitar que el día del evento se jueguen sin haberlos cancelado, se fija una fecha límite para su devolución, caso contrario, estarían en la obligación de cancelarlos en su totalidad.

 

  1. “Se incumple el pago de salario mínimo a las personas funcionarias. Por ejemplo, la exfuncionaria que acudió a la reunión recibía un pago de 100.000 colones al mes, que luego aumentaron a 120.000.00 colones al mes, violentando así los derechos laborales.”

 

Negamos categóricamente la anterior aseveración y podemos asegurar que la institución cumple en un 100% con la legislación laboral, lo que queda demostrado en el resultado de las auditorías citadas, las cuales confirman que:

 

  1. La planilla está debidamente inscritas en la CCSS.
  2. Se cuenta con la póliza de responsabilidad laboral emitida por el INS.
  3. Se cuenta con una estructura de auditorías interna y externa que vela por el debido proceso en el manejo de esta área.

 

  1. “Existe un preocupante hacinamiento en las aulas.”

 

Negamos categóricamente la anterior aseveración. De acuerdo con los permisos emitidos por el Ministerio de Salud Pública, CAI y en observancia a los reglamentos institucionales del PANI, contamos con todos los permisos para el adecuado funcionamiento de nuestro Centro Educativo, Centro de Atención Integral y Primer Albergue de la Alegría. Por ende, salvaguardamos la seguridad de nuestros beneficiarios.

 

  1. “La Asociación entrega a los niños y niñas alimentos vencidos.”

 

Negamos  categóricamente lo anterior y aclaramos que la Institución cuenta con un estricto protocolo de aceptación de donaciones de alimentos de nuestros donantes y el proceso interno de suministro no nos permite que los mismos caduquen. Por el contrario, son insuficientes para cubrir las necesidades mensuales de nuestros 52.000 beneficiarios menores de edad, por lo que mes a mes recurrimos a celebrar la campaña

“Manos que dan, nunca estarán vacías”, en varios puntos del país, para complementar la alimentación básica de los niños.

 

 

  1. “En ocasiones, niños se han escapado de las instalaciones y la Asociación no se ha informado a las familias de la manera pronta y responsable.”

 

Negamos categóricamente dicha aseveración, ya que una vez que el docente o personal administrativo se percata de la ausencia de un menor, se activa simultámente el protocolo de atención recomendado por el PANI de la siguiente forma:

 

  1. Se inicia inmediatamente con la búsqueda del menor por parte de todo el personal, tanto administrativo como por la seguridad.
  2. Por el sistema de alta voz se genera la alarma.
  3. Se procede con la llamada al padre de familia y/o encargado y al sistema de emergencia 9-1-1 – PANI, 9-1-1 Fuerza Pública.
  4. Por último, una vez localizado el menor se verifica su estado de salud y finalmente se hace constar en el expediente estudiantil dicho evento, abordando al menor, padre, madre y/o encargado para determinar el motivo que propició el evento.
  5. Se suministra el apoyo psicológico.

 

  1. “Si alguna familia denuncia estas y otras situaciones, se les excluye de la asociación, dejando así a los niños y niñas sin su derecho a la alimentación y al cuido.”

 

Negamos categóricamente dicha aseveración. Por el contrario, se vela por el cumplimiento integral del interés superior del niño menor de edad e indiferentemente del comportamiento del padre o madre de familia.

 

La Asociación Obras del Espíritu Santo, en su misión leal de velar por el bienestar integral de sus beneficiarios y en vista de  un problema país, se ha abocado, como medida remedial, a buscar una real solución de vida para aquellos jóvenes que concluyen su paso por nuestros centros de atención integral. Por eso, para salvaguardar la integridad, valores y derecho a un mejor futuro de estos menores de edad, hemos propuesto la creación de los Albergues Juveniles de la Alegría (Torres Espíritu Santo).

 

Con respecto a los 210 millones de colones de aporte del Estado a esta Obra, esto significa el 7.11%  del presupuesto anual de la  Asociación Obras del Espíritu Santo.